Periodoncia

PERIODONCIA

Es la parte de la odontología que trata la enfermedad del periodonto, que son todos los tejidos que sujetan nuestros dientes al maxilar: encía, ligamento periodontal y hueso.

Cuando la enfermedad afecta sólo a la encía la denominamos gingivitis, no hay perdida de sostén y con el tratamiento adecuado es reversible.

Si los procesos afectan también al hueso y al ligamento, estamos ante una Periodontitis.

La gingivitis y la periodontitis son infecciones locales ocasionadas por microorganismos en personas sanas.

Los síntomas de enfermedad periodontal más comunes son:

Sangrado de las encías

Recesiones

Movilidad de las piezas dentarias

Halitósis

Si es este tu caso, nosotros podemos ayudarte. El tratamiento dependerá del diagnostico que le realicemos.

GINGIVITIS

En el caso de presentar una gingivitis le realizaremos una limpieza profesional, cuyo fin es eliminar los depósitos de sarro que se hayan por encima y por debajo de la encía. Este proceso se realiza con ultrasonido. Tras eliminar el sarro, le realizaremos el pulido de todas las superficies con pasta de profilaxis. Para terminar y si el caso lo requiere, colocación de cubetas con flúor o agente desensibilizante. Le recomendaremos un tratamiento para bajar la inflamación y le daremos instrucciones de cepillado. Será necesario seguimiento y limpiezas sucesivas que se establecerán según la evolución.

PERIODONTITIS

 Se realiza en tres fases:

1º Fase inicial:

Se realiza la eliminación del sarro. En una primera cita del  sarro más grosero con el ultrasonido, así como pulido de las superficies. Le daremos un tratamiento consistente en una pasta  dental, un colutorio y un gel, probablemente también sea necesario un antibiótico en esta fase desinflamatoria.

Posteriormente se realizaran raspados y alisados de las superficies radiculares, esto se realiza manualmente, normalmente con un poco de anestesia para que sea más llevadero, y se puede hacer bien en cuatro sesiones ( un cuadrante en cada sesión) o bien si el paciente lo tolera en una sola más larga( full mouth). En todo caso nos adaptaremos  las necesidades que usted tenga.

Después le citaremos para una nueva valoración. En el caso que sea necesario ( continuación del sangrado , bolsas grandes o defectos de hueso verticales) se realizara la segunda fase.

2º Fase quirúrgica:

En ésta se corrigen las alteraciones morfológicas que quedan tras el tratamiento inicial y permite la limpieza de las raíces con una visión más directa “levantando la encía”. No es siempre necesaria.

3º Fase de mantenimiento:

Tras controlar la evolución de la enfermedad, estableceremos las citas de mantenimiento. Esto constituye la parte más importante del tratamiento, puesto que si no se sigue a rajatabla, la recidiva  de la enfermedad será más que probable.

Se trata de limpiezas profundas combinando ultrasonido y raspado normalmente cada seis meses, o si el caso lo requiere, cada cuatro.

Otra parte del tratamiento las constituyen las recesiones gingivales, que suceden al desaparecer la encía y el hueso del diente. “se baja la encía” y queda al aire la raíz del diente.

En algunos casos se pueden realizar injertos de encía del  paladar, depende de  varios factores que esta cirugía pueda realizarse y en tal caso que sea exitosa. Si no es posible también  podemos devolverle la encía perdida con un composite de color rosa simulando la encía, solucionando así el compromiso estético.